Grietas y Hundimientos: Un problema habitual en las construcciones de Córdoba

Por diferentes motivos, muchas viviendas en Córdoba presentan fallas que les producen deterioros de diversas magnitudes y a veces su destrucción. Analizaremos las causas, consecuencias y soluciones.

“Noté que las paredes de mi casa se han agrietado”. “Los pisos se están hundiendo”. “Cada vez me cuesta mas cerrar puertas y ventanas y se escuchan crujir las paredes y pisos”.

Estas son algunas frases típicas expresadas por personas que han tenido que recurrir a especialistas en Patologías de las Cimentaciones para evitar un deterioro mayor en su vivienda.

Para poder entender de donde proviene esta situación tenemos que conocer sus causas, las cuales pueden dividirse en cuatro grandes grupos:

  1. Las que se derivan de un defecto del proyecto.
  2. Las originadas por un defecto de ejecución.
  3. Las motivadas por variaciones en el proyecto inicial.
  4. Las derivadas de una variación en las condiciones del entorno de la estructura.

Las dos primeras corresponden a actuaciones que no deberían ocurrir si la obra se proyectó y construyó correctamente. Sin embargo, resultan muy frecuentes en la práctica habitual. Por ejemplo un mal dimensionamiento de los cimientos donde asentar la vivienda, o la utilización de materiales de mala calidad.

En cuanto al tercer punto, es quizás el único que no es previsible de antemano, dado que supone un cambio sustancial en la idea original de la obra, ya sea por el incremento de alturas del edificio, excavación de nuevos sótanos, aumento de sobrecargas por cambios de uso, etc.

Pero sin duda, la principal causa de fallas en las construcciones de nuestra ciudad está dada por variaciones del entorno de la estructura. Para entender como pueden producirse estas variaciones tenemos que conocer previamente como se comporta el suelo en estas latitudes:

Las características propias de los suelos de Córdoba y una vasta zona de la Región Pampeana, es su origen loessico, que significa que los mismos están constituidos por sucesivos depósitos de finas partículas transportadas por acción de los vientos a través de los milenios, lo cual genero suelos de tipo macro poroso (comúnmente conocido como mallín). Mientras estos suelos se mantengan con bajo contenido de humedad natural, son firmes y resistentes para las construcciones que se asientan en el mismo. El problema para las construcciones comienza cuando el suelo se humedece por algún motivo. Los motivos más frecuentes surgen como consecuencia de filtraciones de líquidos por rotura de caños de agua, cloacas, cámaras sépticas, hundimiento de pozos negros, la mala evacuación de líquidos pluviales y otros. Esto provoca la saturación del suelo y la disminución de su capacidad portante, lo que hace colapsar la estructura.

A esto se le suma que muchas veces en la construcción de las viviendas no se prevé esto, y se ejecutan cimientos superficiales como encadenados o bases que resultan ineficaces para soportar un colapso del suelo y consecuentemente el hundimiento de la construcción que se asiente en el mismo.

¿Qué consecuencias traen aparejadas?

Los daños materiales que provocan las fallas pueden ser de gran importancia y deben evitarse o corregirse a tiempo para evitar su agravamiento.

Además hay que reconocer que junto a los daños materiales de la edificación, deben sumarse daños sobre los bienes y las personas que los utilizan, trastornos en la vida normal de los ocupantes de la misma y daños económicos consecuentes.

¿Hay soluciones al respecto?

Lo bueno de esto es que EXISTEN SOLUCIONES. Tanto la Geología como la Ingeniería han desarrollado importantes avances para brindar soluciones a los problemas que surgen de la interacción de cargas estructurales y el comportamiento del suelo portante donde se asientan las mismas.

Debemos aclarar que cuando estamos frente a un problema de fisuras o grietas en una vivienda, éste requiere de un análisis previo y específico para su caso particular.

Cada caso es diferente y necesita de consideraciones exclusivas, de un estudio meticuloso del problema y de las causas que lo han originado hasta arribar a un diagnóstico correcto y una solución adecuada. De ello lo importante de consultar a especialistas en el tema para lograr una solución efectiva y definitiva, y no simples parches como muchas veces sucede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir
Hola, en que podemos ayudarle ?