ASENTAMIENTOS EN CONSTRUCCIONES

Aquellas construcciones que presentan Asentamientos Diferenciales, deben ser abordadas por especialistas que puedan diagnosticar y establecer que tipo de intervención hay que realizar para subsanar el problema.

Los asentamientos son movimientos localizados de descenso de elementos estructurales (cimentaciones, paredes, columnas). Generan unas grietas que contornean el eje vertical del elemento estructural afectado y que, en su conjunto, adquieren una morfología de bóveda, más o menos simétrica según sea la rigidez de los diversos elementos constructivos (muros, tabiques, etc.) que convergen en el punto de máximo descenso. Los daños provocados por asentamientos diferenciales, son causados por defectos de la cimentación y/o del terreno. Las más habituales son:
  • Un terreno de apoyo de la cimentación con escasa resistencia para el peso de la vivienda. Este terreno, que puede ser natural o un relleno, se deforma y se producen asentamientos desde el momento de la construcción.
  • Un terreno deteriorado por la circulación de agua. Suelen ser daños puntuales, junto a la zona por donde se produce el lavado del subsuelo. Esto produce asientos diferenciales inmediatos, que se prolongan hasta que se soluciona la causa de la infiltración de agua, el terreno se seca y se rellenan los huecos producidos.
  • Un terreno deteriorado por vibraciones. La circulación de maquinaria pesada o trabajos cercanos que producen vibraciones en el terreno pueden crear asentamientos diferenciales, por movimiento o compactación del terreno.
  • La presencia de arcillas expansivas en el terreno. Si el terreno presenta este material en su capa superficial (hasta 2 o 3 m), suele presentar movimientos por cambio de volumen relacionados con cambios de humedad, hinchando en invierno y colapsando en verano. Estos movimientos generan asentamientos diferenciales desde el momento de la construcción. Se trata de una patología degenerativa de la cimentación, con una afección más intensa y en una mayor superficie con el paso del tiempo.
  • Una cimentación inadecuada. En ocasiones el terreno presenta unas características favorables, pero la cimentación se ejecuta de forma incorrecta, con materiales de baja calidad o dimensiones insuficientes o directamente la cimentación es escasa o nula.
El asentamiento puede ser puntual, con aparición de grietas verticales e inclinadas superpuestas, o continuo, con grietas en arco o semiarco, o grietas horizontales en toda la longitud.   Imagen nº 5: Asentamientos diferenciales. Imagen nº 6: Tipos de grietas como consecuencia de un asentamiento diferencial.  

Todos estos problemas tienen solución. Lo más importante es hacer un correcto diagnostico del problema para poder encaminar la solución más adecuada. Por esto es recomendable que si tiene unas grietas en su casa llame a un técnico para que estudie las grietas y le recomiende cuales son las mejores soluciones.

           

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir
Hola, en que podemos ayudarle ?
Powered by